La propiedad industrial: el corazón de la estrategia comercial de las empresas

Credito:
Héctor Cueto

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y la firma de abogados Santamarina y Steta ofrecieron en el Club de Industriales de Polanco una conferencia sobre la importancia de la protección de la propiedad intelectual en México.

El Dr. José Rodrigo Roque, director general del IMPI, acompañado por José Pablo Pérez Zea, de Santamarina y Steta, explicó la situación actual de la propiedad intelectual en México y cómo la protección de ésta es clave para el pleno crecimiento de las empresas mexicanas.

De acuerdo con el doctor Roque, las empresas en el futuro se van a diferenciar por su innovación tecnológica, elemento vital para el desarrollo económico y social. Sin embargo, México se ha encontrado con unas cuantas trabas para alcanzar su potencial en este ámbito. Roque comentó que a pesar de que el país se cuenta con una gran capacidad para la creación de nueva tecnología, México únicamente invierte .5% de su PIB nacional al desarrollo científico. A su vez, existe el problema de que el número de solicitudes de patentes nacionales no coincide con el número de totales que terminan expidiéndose.

Esta falta de equilibrio se debe a un problema de comunicación entre el área científica y la empresarial. Por un lado, sí el científico desarrolla tecnología, al final decide no perseguir la patente por no contar con alguien que la compre y le permita continuar la investigación y desarrollo de la misma; por el otro, el empresario tiene temor de invertir en algo que no entiende enteramente. De acuerdo con Roque, esta falta de comunicación impide que se de una mayor innovación y, por ende, las empresas sean capaces de una mayor competitividad.

El doctor Roque concluyó su presentación con puntos clave que podrían ayudar a reducir la brecha entre el mundo científico y el empresarial. Primero que nada, es importante brindar una protección adecuada a la propiedad industrial de las empresas con el fin de evitar infracciones y se puedan convertir a las ideas en activos comerciales con un verdadero valor de mercado. Otro punto que debe lograrse es hacer entender al empresario mexicano que la innovación presente en la propiedad intelectual representa el corazón de la estrategia comercial de las empresas y que es necesario contar con gente que sea capaz de transformar las ideas en negocio.

Como una forma de empezar a eliminar esta brecha entre científicos y empresarios, el IMPI se ha asociado con el Conacyt para facilitar a los científicos el completo desarrollo de su tecnología y buscar acercar la misma a las empresas. A su vez, llevará a cabo eventos como la Expo Ingeniería Eventos y Negocios del 28 de febrero al 1º de marzo en el Centro de Exposiciones Bancomer, en la que buscará la formación de personas que puedan ayudar a conectar al mundo empresarial y científico.

hcueto@autosmasestilo.com

Enviar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote> </br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato